Terapias Alternativas – medicina complementaria y alternativa

Algunas de las posibilidades de Terapias alternativas, un resumen de cada una de ellas, que siempre ayudan a tener una mejor calidad de vida.

1. Acupresión

Es similar a la práctica de la acupuntura, solo que aquí no veras las agujas, ya que los practicantes utilizan sus manos, codos y pies para aplicar presión en puntos específicos por todo tu cuerpo. Esta terapia se basa en realizar presión en los túneles llamados meridianos en los cuales se transporta energía vital a través de tu cuerpo. La idea es desbloquear algunos canales para que fluya la energía en todo tu organismo restaurando tu salud. Un punto a favor es que estudios experimentales han demostrado resultados positivos  de esta terapia en contra de las náuseas que presentan los pacientes con cáncer a causa de la quimioterapia, y reducir la ansiedad de alguna personas antes de una operación.

2. Acupuntura

Cuando se escucha hablar de esta terapia inmediatamente se piensa en agujas. Desde el punto de vista teórico, se describe como una serie de procedimientos que estimulan puntos específicos de tu cuerpo. El más conocido consiste en penetrar la piel con agujas finas las cuales son controladas por un profesional o también por estimulación eléctrica. Hoy en día es una de las terapias más utilizadas por los estadounidenses. Se ha comprobado que la acupuntura es útil para un dolor crónico o una depresión.

3. Aromaterapia

La aromaterapia utiliza aceites esenciales con extractos concentrados de raíces, hojas o semillas ayudando a la curación de una afección. Este aceite puede ser inhalado o ser aplicados con masajes en el cuerpo y en pocos casos se consume por via oral. Se utilizan para tratar inflamaciones o infecciones. Estudios realizados sugieren que pueden reducir el dolor, la depresión y la ansiedad.

4. Medicina Ayurvédica

Es también conocida como Ayurveda, es originaria de la India y lleva existiendo desde hace mil años. En la actualidad, los médicos la utilizan a través de varias técnicas, incluyendo hierbas, masajes y dietas especializadas, con la intención de equilibrar tu cuerpo, la mente y el espíritu, dándote esa sensación de bienestar general en tu organismo.

5. Balneoterapia

Conocida también como hidroterapia, implica el uso del agua con fines terapéuticos y es utilizada desde el año 1700 A.C., basándose en la idea de que el agua cura el acné, la hinchazón y la ansiedad. Otros estudios indican que el agua puede mejorar el sistema inmunológico.

6. Biofeedback

Mediante esta terapia se pueden controlar los procesos corporales que normalmente están dentro de tu organismo, tales como la frecuencia cardíaca, la tensión alta, dolores de cabeza y migraña. La mayoría de pacientes trabajan esta técnica de relajación y ejercicios mentales junto a un terapeuta. En las sesiones iniciales tienden a utilizar electrodos unidos al cuerpo para medir tus estados corporales. Los investigadores determinaron que con la práctica constante puedes reducir condiciones causadas por el estrés.

7. Quiropráctica

La quiropráctica es una de las terapias que son aceptadas por la comunidad médica, y por lo tanto se califica mas como una medicina complementaria. La práctica de esta actividad se centra en la reducción de los dolores ubicados en la espalda, cuello, articulaciones, los brazos, las piernas y la cabeza. Los quiroprácticos trabajan más con la espalda utilizando sus manos para aplicar fuerza en la columna corrigiendo problemas de movilidad y aflojar los músculos, permitiendo que sanen. Los estudios de quiropráctica en general, afirman que pueden disminuir el dolor y mejorar la función física de todo tu cuerpo.

8. Naturopatía

La medicina naturopática se basa en el poder curativo de la naturaleza ya que los médicos naturistas son entrenados tanto en medicamentos convencionales como en medicinas alternativas tratando de comprender la causa de una enfermedad mediante la exploración de las manifestaciones naturales, físicas y espirituales. Existen naturópatas que en sus sesiones utilizan una serie de tratamientos que incluyen la nutrición, los cambios de comportamiento, la fitoterapia, la homeopatía y la acupuntura como medio de sanación.

9. Reflexología

La reflexología consiste en aplicar presión en áreas específicas como pies, manos u orejas. Su teoría reside en que estos puntos corresponden a diferentes órganos y sistemas del cuerpo, y que ejercer presión sobre ellos afecta positivamente a tu organismo. Un punto a su favor es que puedes realizar estos ejercicios de presión en la comodidad de tu casa si no cuentas con la ayuda de un reflexólogo. Millones de personas en todo el mundo utilizan la reflexología para tratar condiciones como la ansiedad, el cáncer, la diabetes, problemas renales, y hasta el asma. Algunos estudios han encontrado esta terapia para mejorar las funciones respiratorias en pacientes con cáncer de mama y para problema de sueño.

10. Homeopatia

La homeopatía se basa en el principio de que una sustancia que causa una reacción adversa en grandes cantidades puede ser utilizada en pequeñas cantidades para curar una afección. Los homeópatas reúnen una amplia información de antecedentes sobre los pacientes afectados y, antes de realizar una prescripción, diluyen en forma líquida o en tabletas una porción de la sustancia que causa el malestar de un paciente en específico, ayudando al sistema natural del cuerpo a curarse.

Fuente: entrenamiento.com

 

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Abrir chat