El magnate Elon Musk muestra un implante cerebral para conectarse a una computadora

Elon Reeve Musk es un físico, emprendedor, inventor y magnate sudafricano, nacionalizado canadiense y estadounidense. Cofundador de PayPal, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI. Director de la empresa de fabricación aeroespacial y transporte espacial SpaceX, presenta a todo el mundo uno de los inventos más revolucionarios del mundo de la ciencia.

El Neuralink es un chip de interfaz cerebro-computadora, implantado por medio de un robot quirúrgico, el cual permitirá que se conecte de forma inalámbrica, a un pequeño receptor retroauricular que podría comunicarse con una computadora. Este invento está pensado como herramienta para que personas que comprenden problemas tetrapléjicos, puedan tener control sobre dispositivos móviles inteligentes, dotándolos en cierta manera de un poder telepático, mediante la recopilación de señales eléctricas enviadas por el cerebro e interpretándolas como acciones.

Esta idea de chip interfaz cerebro-computadora no es algo nuevo, sino más bien un proyecto de décadas de pruebas en animales y humanos. Existen algunos dispositivos de estimulación cerebral profunda aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) que están destinados, entre otras cosas, a controlar los temblores en personas con enfermedad de Parkinson. Incluso varias empresas de tecnología han trabajado en sus propios métodos para conectar el cerebro a las computadoras.

Facebook, por ejemplo, ha trabajado en un dispositivo no invasivo que te permite enviar mensajes de texto pensando. Todos implantes que pueden ser nocivos o incluso portadores de problemas vasculares. En cambio, Musk afirmó el año pasado que el robot de Neuralink podría, implantar cables debajo del cráneo de una persona como hilos, sin pasar por los vasos sanguíneos y causando un «trauma mínimo».

Luego de que se experimentara con varios animales, Musk presento a un cerdo como portador del implante, y por todos los medio surgió una gran incógnita: ¿Por qué un cerdo, cuando es un proyecto pensado para humanos? «Los cerdos son en realidad bastante similares a las personas. Si vamos a resolver cosas para las personas, entonces los cerdos son una buena opción», explicó Musk durante una sesión de preguntas y respuestas después de la revelación del cerdo, y agregó: «Si el dispositivo dura en el cerdo, así como duró dos meses y se está fortaleciendo, entonces esa es una buena señal de que el dispositivo es robusto para las personas».

El viernes, Musk dijo que la compañía recibió la designación de «dispositivos innovadores» de la FDA en julio y se está preparando para su primera implantación en un ser humano, aunque no dijo cuándo sería. Musk había dicho en julio de 2019 que los ensayos en humanos podrían comenzar a fines de 2020, aunque la compañía no tenía la aprobación de la FDA para ese estudio.

Informe: Mikael Alejandro Archet

 

 

 

 

 

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin