La casa de la infancia de María Elena Walsh se incorpora al patrimonio del Estado

Mediante una gestión conjunta entre el Ministerio de Cultura de la Nación; el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Morón.

La casona de la inolvidable cantauora, escritora, poeta y compositora María Elena Walsh, ubicada en la calle 3 de febrero de Villa Sarmiento, en el partido de Morón, finalmente pasará a manos del Estado con el propósito fundamental de convertirla en un espacio cultural destinado a toda la comunidad.

A través de una articulación entre el Ministerio de Cultura de la Nación, la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Morón se adquirió la casa de una de las máximas referentes de la cultura argentina. Esta propiedad, que se encontraba deshabitada desde hace muchos años, pertenecía a una familia que oportunamente la compró a la familia Walsh.

De esta forma, se firmó la escritura de compra a nombre del Municipio de Morón con fondos girados por el Ministerio de Cultura de la Nación, a partir de un convenio firmado entre el Ministro Tristán Bauer y el Intendente Lucas Ghi.

Los funcionarios responsables del Ministerio de Cultura de Nación; el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Morón, se reunieron para comenzar a delinear las acciones en conjunto que darán forma a este importante proyecto que busca incorporar la casa al patrimonio del Estado para ponerla en valor y recuperar su estado original, al momento en que fuera habitada por María Elena.

El objetivo es convertirla en un espacio cultural abierto a la comunidad, que a través de la evocación de su figura y de la difusión de su obra de paso a nuevas creaciones artísticas.

“Estamos muy contentos y orgullosos con esta adquisición que nos permitirá darle a la casa, donde vivió una de las figuras mas importantes de nuestra cultura, el valor que se merece y convertirla en un espacio cultural abierto a toda la comunidad. Acá seguramente vamos a poder recrear los maravillosos universos de María Elena, tan únicos e irrepetibles. Asumimos el compromiso de trabajar en forma conjunta con Augusto Costa y Lucas Ghi para construir otro espacio donde poder encontrarse con María Elena Walsh”, afirmó el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer.

“La recuperación y la puesta en valor del patrimonio cultural bonaerense es una política de Estado”, explicó el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, Augusto Costa, quien destacó que la adquisición pública de la casa de la infancia de María Elena Walsh apunta a “convertir un edificio de gran peso simbólico e histórico, en un espacio activo de integración, producción cultural y fortalecimiento de las identidades bonaerenses”.

Por su parte, el Intendente de Morón, Lucas Ghi consideró que “nos llena de orgullo y alegría poder recuperar la que fuera casa de la infancia de nuestra querida María Elena Walsh, una artista consagrada, de renombre internacional que vivió sus primeros años en Villa Sarmiento, partido de Morón. Nos propusimos junto con el Ministerio de Cultura de la Nación y el Ministerio de Producción y Cultura de la Provincia de Buenos Aires, incorporarla al patrimonio del Estado, para que forme parte de los activos culturales y artísticos que tiene nuestra ciudad, como un espacio abierto a la comunidad que nos permita darle visibilidad y difusión a la vastísima y maravillosa obra de María Elena”.

CULTURA SOLIDARIA

Al mismo tiempo, los tres funcionarios se reunieron de manera virtual y presencial con los 408 trabajadores y trabajadoras de la cultura de Morón beneficiarios del programa Cultura Solidaria, el apoyo económico extraordinario desarrollado por el Ministerio de Cultura para acompañar a uno de los sectores más afectados por la pandemia del Covid-19.

Con una inversión de $ 12.240.000 invertidos, Cultura Solidaria busca acompañar, a través de dos cuotas de 15 mil pesos cada una, a los trabajadores y trabajadoras que vieron mermar su actividad como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Fue concebido y diseñado con un criterio federal e inclusivo que alcanza a los trabajadores y trabajadoras de la Argentina con una inversión sin precedentes, por parte del Ministerio de Cultura, de $1.522.710.000. Alcanzó a más de 50 mil trabajadores y trabajadoras de todo el país: músicos y músicas, artistas visuales, artesanos y artesanas, actores y actrices, ceramistas, muralistas, bailarines y bailarinas, sonidistas, vestuaristas, productores y productoras, entre otros sectores de las industrias culturales.

En consonancia con el espíritu del programa, los beneficiarios y las beneficiarias se comprometieron a realizar acciones solidarias en su comunidad, fortaleciendo el carácter solidario de la convocatoria, a través de talleres, capacitaciones, asesoramiento técnico, espectáculos y presentaciones artísticas que se realizarán en articulación con los municipios y organizaciones de la sociedad civil.

Se trata de una política pública, federal e inclusiva que continúa y profundiza los apoyos económicos implementados por el Ministerio de Cultura desde que se desató la pandemia del COVID 19 y que procura acompañar y estar cerca de los trabajadores y trabajadores de la cultura en cada momento que lo necesiten. 

 

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Abrir chat